0

¿Buuueeenaaas?

 

¡He vuelto! Este mundo loco en el que vivimos, que a veces nos deja sin energía, también nos ofrece demasiadas fuentes de inspiración (thank you god). He vuelto, después de cierto período de desorden y cansancio mental que no podía ser solucionado más que con unas buenas vacaciones y un proyecto para empezar el año de una buena vez!!!

Este fue uno grande, literalmente grande: de cajonera antigua (de las de abuelita) a Loli cajonera.

cajoEste mueble lo encontré en una tienda de cosas antiguas cerca de casa. Como comprar uno nuevo super guay a veces puede ser caro, o queremos gastar el dinero en otras cosas pero queremos tener un mueble más motivante, pues esta fue una buena opción para mi necesidad: intervenir el objeto ¨aburrido¨ pero accesible.  Como casi siempre, comencé sin hacer las fotos previas…pero vamos no es muy difícil de imaginar. Era una cajonera muy del estilo de esta otra de la foto, de los modelitos que traían una lamina de mármol en el tope (bien pesada por cierto).

20150929_205621¿ Y qué es lo primero que se me ocurriría a mi? ¡Claro! exactamente lo que se me ocurrió: a esto le hace falta color. Entonces, trabajo de pintura y brocha puro y duro y  misión cumplida.  (Si hay que lijar se lija, pero yo no tuve que pasar por eso esta vez) Eso sí, no porque la tarea a ejecutar fuera clara y repetitiva la cosa es fácil. Paciencia para darle pintura a todo eso, esperar que seque, cambiar de color para hacer combinaciones, intentar no liar lo que hiciste antes con el otro color, esperar que seque, retocar, controlar la manito, esperar que seque, retocar, esperar que seque, revisarlo…¿retocar? Puede parecer un poco eterno el proceso pero en algún momento se acaba y está listo🙂🙂🙂 Espero volver pronto con más :):):)

20160124_15561220160124_15551420160124_15565420160124_160449

 

0

Música, máquina…ACCIÓN!!!

¨sabes que quiero más…no se vivir solo con cinco sentidos¨ F&F

Anteriormente en el blog de Lolita Sandoval: una estantería, la gran manía por las sillas, el sofá cama camaleón, el disco-biblio-bar y un par de loli chucherías pre fase de vagancia tales como mis cubos de basura super glam y los tocados de las chicas para las bodas.

Este octubre por fin voy a abrir la nueva temporada creativa🙂 ; después de haber pasado un tiempo descansando y experimentando la vida mundana sin más…¡al fin estoy preparada para despegar! (auto corrección: ¡NECESITO coger vuelo ya!)

En el capítulo de hoy os presento al nuevo integrante de la familia, la pieza más nueva de mi historia con la manía por las sillas, sillones y cualquier tipo de asiento, mi dulce sillón 3❤ a continuación…

Sillon 3 before the make over: así lo recogí de la calle y le salvé un triste destino. Feo como un demonio estaba, pero…es lo que tiene ser una Lolita Sandoval, ver las posibilidades más allá de lo roñoso jijijiji 

20150905_181348

Y ahora el proceso: forrarlo todo con espumita para acolcharlo, para que haya una capa intermedia y protectora entre el pasado y el futuro. Obviamente, en algún punto hubo que currarse la parte ultra divertida de escoger telas y combinaciones, ya os he explicado mil veces cuánto me gusta y que le dedico todas las pruebas y el tiempo que sea necesario🙂 Luego pues la mano de obra pura y dura, colocar las piezas y buscarme la vida para encajarlas y pegarlas. Algunas partes convenientemente cosidas con maquina, otras a mano y así hasta verle hecho todo un sillón digno de mi colección.

20150905_191816

20150905_201643

20150906_124853

20151014_212100 20150906_225703

Muy contenta con otro proyecto más. Ahora…APLAUSOS!!!! y hasta la proxima🙂❤

aplausos-018

0

Tocadas!

Para ir bajándole un poco el ritmo al trabajo  rudo, que ya me va a doler la espalda y el calor me asfixia un poco la voluntad jejejejejeje…vuelvo a los tocados un momento para enseñaros lo que hice en Junio🙂 Cuánta belleza en esas cabezas!!!

Aquí: Katya, gran diosa del fuego y la naturaleza😄

IMG-20150704-WA0013

IMG-20150704-WA0014

11705217_861357873941062_8817129769875406987_n

Y aquí: Ana, la princesa fiereza❤

IMG-20150326-WA0006

 

0

Disco-biblio-bar Sandoval

El SandoBAR, now open!

images

Con la emoción del verano y claramente ya conectada con esas ideas propias del buen tiempo como por ejemplo fiesta en la terraza, tarde de cócteles, relax en la tumbona leyendo un libro, empecé a trabajar este mini proyecto espontáneo para darle vida a una simple estantería y convertirla en uno de los iconos más divertidos de mi casa: el SandoBar.

billy-libreria__0252362_PE391155_S4En el proceso, este mueble se terminó convirtiendo en el punto de encuentro de objetos relacionados a varias actividades lúdicas, reinas del ocio y del compartir: las películas, libros, juegos de mesa, botellas y copas. Ahora sólo quedaba potenciarlo un poco más con algunos toques.Era una estantería sencilla como podéis ver.

Lo que hice fue:

1) Pintarla de amarillo

2) Forrar el fondo de cada nivel con papel de dos diseños, alternando una vez uno, otra vez el otro. Usé pegamento de barra en los bordes de la zona a cubrir, básicamente para evitar que cualquier otro pegamento debilitara el papel y dificultara la tarea.

3) Designar una balda para cada tipo de cosa y colocarlas en su sitio: vídeo, música y libros, botellas, vasos y copas, juegos.

4) Adherir algunas pegatinas decorativas y la señalización pertinente. The End.

Aquí van las fotos🙂

a

b

20150419_210222

20150419_210038

20150419_210239

StoreHoursOpenSign

0

Y hablando de reciclaje…

Voy a aprovechar la ocasión del día internacional del reciclaje para hacer un pequeño paréntesis y mostraros una de mis exageraciones. Este lo tenía pendiente desde hace tiempo así que  ¡aquí va! lo comparto:

1La basura siempre ha sido como el tema más desmotivante de toda la casa, entiendo; no es nada bonita, huele, etc. Ahora como cada vez más de nosotros reciclamos, pues ya le dedicamos un poco más de atención…y yo como parece que de verdad tengo que adornar todo lo que la mano del hombre ha creado y esté a mi alcance, me dije ¿qué puedo hacer con los basureros para que sean más divertidos? En principio estuve buscando alguno ya hecho, pero se estaba volviendo una tarea tan difícil, a la que de verdad no estaba dispuesta a dedicarle tantísimo tiempo, que decidí hacerlo  yo misma.

2Los materiales básicos fueron: un cubo  de basura cualquiera, pero no el más feo. Todos suelen ser objetos sin ningún tipo de gracia, pero hay que buscar uno que por lo menos no sea literalmente el más feo. Un poco de papel guay con algún diseño interesante. Papel adhesivo transparente para proteger el resultado y muy importante: los iconos del tipo de basura que debería contener en el cubo.

El procedimiento: Medí el papel para cortarlo de la forma y tamaño que cuadrara con la cara frontal del cubo. Di una capa de pegamento de barra en las zonas del cubo que coincidirían con los bordes del papel. Coloqué el papel (estirar lo mejor posible). Después puse el cartel con el icono y una vez en ese punto solo quedó forrar el trabajo con el papel adhesivo.  Los carteles se pueden simplemente imprimir, o también se pueden conseguir fácilmente por internet como pegatina o cartel rigido. Eso fue todo y aquí esta el resultado:

4

7

6

,

0

Mi sofá cama-cama-camaleónico

En abril le ha tocado su turno a este personaje. Un sofá-cama sencillo pero super cómodo en todos los aspectos, cada día lo quiero más y más…

En su versión estándar es así:

1

Cuándo lo heredé era negro, ya tenía un pelin de desgaste pero estaba suficientemente bien como para no fijar mi mente en él por un tiempo. Hace poco me empezó a sonar el radar…el tiempo ya había hecho de las suyas y era hora de intervenir. Resumiendo, la funda negra estaba decolorada en algunas partes, había algunas zonas del tejido que habían cedido considerablemente, encontré hasta agujeros!!! ( horrorrrrrrrrrr, gritos de horror). No os digo mucho más, ni si quiera me dio tiempo de hacerle una foto a aquello, en un solo impulso lo quité y lo tiré inmediatamente sin piedad jajajajajajaja.

dvala-sabana-bajera-ajustable-rojo__0256608_PE401188_S4Entonces, es tan noble tan noble que fue bastante fácil darle la vuelta al tema y revitalizarlo de verdad verdad. En la gran tienda sueca donde venden el mueble también venden las fundas específicas para ese colchón, habría que ver qué variedad de colores y diseños puedan tener, pero yo decidí hacerlo un poco más fácil todavía puesto que me daba algo de pereza hacer el viaje hasta la tienda (que no me queda nada cerca de casa) sólo para ver bien lo que tenían. En la búsqueda de la simplicidad me dí cuenta que podía utilizar sábanas bajeras del tamaño más adecuado para las medidas del colchón que en este caso resulto ser de las de 135cm.  Así que la misión fue esa: buscar las bajeras (claramente de algún color emocionante) y sin más, de la mano de nuestro mejor amigo internet, obtuve lo que quería…no fue nada fácil decidirme, por eso terminé pensando ¿pero de verdad tengo que decidir qué color quiero? ¡para qué si esto no es muy caro y puedo comprar dos! o tres! y así fue como llegué a tener claro que este sofá iba a ser de ahora en adelante un camaleón.

Una vez en la siguiente fase, me concentré en el gran otorgador de personalidad de todos los sillones y sofás del universo: los cojines!!! Una buena conversación entre las telas que tengo en casa y mi cabeza durante un rato, varias combinaciones y posibilidades, algunas pruebas rápidas, hasta que hiciera click y viera lo que estaba queriendo encontrar: esa mezcla que te deja bien contenta, la que simplemente sientes que es esa y no otra.

3

2

4

5Acto seguido: música, maquina y acción ¡a coser!. En casos como este, por lo  mucho que amo mis telas y lo poco que me gusta quedarme sin ellas y tener que salir demasiado seguido a buscar más quién sabe dónde, apliqué el método ahorrador de telas guay: la cara de atrás en una tela ¨cualquiera¨ unicolor, negro específicamente es mi favorito para este truco.

Es increíble como gracias a un par de toques mágicos le subí el puntaje al sofá cama que tan tímidamente había pasado desapercibido en el salón. Cambia de color cuando yo quiera con tan solo ponerle una funda u otra, una maravilla, nunca va a estar sucio porque puedo jugar con el cambio cuando haga falta. Debo decir por último que además de haberle dado más alegría todavía al espacio con los colores de la funda, como en los cojines usé estratégicamente las telas estampadas que ya tenía por casa, este proyecto ha contribuido en buena medida a integrar mejor aún este mueble con las dos sillas que hice recientemente y otros sillones que tengo en ese ambiente, osea una situación ganar-ganar-ganar :):):)

7

6

8

11

9

10

!Que no paren la música y que lluevan las ideas!❤ hasta la próxima❤

0

Al fiiiiinnn primavera!!!

 Aquí vengo con el legado de marzo :)  súper inspirada con las sillas en esta temporada, como ya os había contado, una sola no bastaba ¡tenía que hacer otra!…y entonces llegó a mi vida la ¨silla 2“.   Si la silla anterior fuese un rock& roll, esta sin duda sería un funk. Os la presento:

1

Mi parte favorita por supuesto es pensar en colores, combinaciones, telas, estampados y esas cosas. Creo que una vez que lo tengo claro, mi emoción y necesidad de bajarlo a la tierra es tan urgente, que se vuelve obvio en las fotos del ¨antes¨ si no soy precavida y las hago incluso días antes de empezar a pensar lo que quiero hacer con el objeto. Silla 2 no se salvó, por eso antes de darme cuenta ya estaba interviniéndola y haciendo pruebas cuando recordé tomar la foto.

3En fin, lijé un poco las partes más deterioradas de la madera y tuve que poner un par de tornillos para fijar bien una de las patas pues bailaba un poco. Después directamente dije !hágase el color! y pinté con la combinación que elegí.

4En lo que al asiento respecta, como estaba un poco desnivelado e inconsistente le tuve que dar también un retoque acolchado para revitalizarlo jeje. Usé un poco de este material llamado guata: primero donde estaba hundido y luego puse otra capa en todo el cojín para darle uniformidad a la textura de la capa superior que es la que finalmente se va a encontrar con la tela en el tapizado.

Seguidamente puse la tela en su sitio con la ayuda de alfileres  y fui cosiendo a mano, con un hilo casi transparente, lo más pegadito al borde de abajo del asiento, sobre la tapicería antigua:

65

 Para rematarlo mejor después le puse un bordecito de un encaje, del mismo color de la pintura fuccia y de menos de 1 ctm de ancho, solo para eliminar cualquier mínima posibilidad de que se viera un milímetro de la tapicería grisácea de la silla original. Así quedó la transformación:

7

8

11

9